J. Crew en bancarrota mientras un e-commerce gobierna al mundo en pandemia

2
442
J. Crew Group en bancarrota
J. Crew Group en bancarrota

J. Crew Group Inc. se declaró en bancarrota este lunes y solicitó un plan de protección para entregar el control total de su empresa a los acreedores, todo esto como consecuencia de la crisis causada por el COVID-19, en medio de la pandemia recurrió al cierre de sus casi 500 tiendas, así como a su fábrica y sus tiendas Madewell.

El grupo solicitó el auxilio por $1.65 mil millones para entregarse a las manos de sus tres principales prestamistas, Anchorage Capital Group, GSO Capital Partners de Blackstone Group y Davidson Kempner Capital Management.

Algunas fuentes insinuan que J. Crew Group Inc. usará estos fondos para aliviar su deuda y no para llevar a cabo la bancarrota. Sin embargo se sabe que previamente a la pandemia este gigante de la moda venía desarrollando algunos cambios para competir frente a las nuevas demandas de los consumidores hacia el mercado on line, sin obtener mayor éxito desde 2017 cuando asumió una deuda total y el aplazo de sus pagos.

El cambio de paradigma en el mercado ha acorralado a grandes figuras de esta industria, Millard “Mickey” X. Drexler, quien venía de una prominente trayectoria previa en GAP, y se convirtió en líder de J. Crew Group Inc. admitió que tras no atribuir la importancia clave del e-commerce, renunció a su puesto de presidente del grupo el año pasado.

Mientras J. Crew Group Inc. es el primer gigante minorista que cae de rodillas frente a la pandemia del COVID-19, sus iguales miran con soslayo a las grandes cadenas on line, que aunque algunas también se han visto afectadas, están empezando a salir a flote edificándose una fornida logística para satisfacer los hogares a puerta cerrada.

Amazon que ha sufrido grandes ataques por la opinión pública y ha sido sometida al juicio moral de sus trabajadores, ha crecido agresivamente en medio de la pandemia, demostrando que sin embargo ante el aislameinto voluntario para prevenir el virus hay un gran mercado esperando en casa.

En esta pandemia se han visualizado los que se sientan a llorar sin poder más y los que han sacado su más sofisticada fábrica de pañuelos, el mejor ejemplo de esto frente a la caída de los mercados tradicionales y el cierre de los centros comerciales, es Amazon, que entró a la crisis la semana del 9 marzo con mejores número que el año pasado.

A través de un comunicado la compañía informó el pasado jueves, que obtuvo un total de $ 75.5 mil millones en ventas en el primer trimestre de 2020, comparado con $ 59.7 mil millones durante el mismo periodo de 2019.

Se conoce que Amazon es uno de los pocos empleadores que poseen procesos de contratación activos y proyectados en cientos de miles este y el próximo año, además que sus acciones están en unos de sus mejores puntos históricos y el capital de sus fundador Jeff Bezos se ha incrementado en unos $30.000 millones durante el último mes, según la compañía de investigación Comscorse.

Las contribuciones durante la pandemia suponen la contratación de unos 175000 empleados, un sistema para priorizar la entrega de productos esenciales, se proyecta aún más crecimiento para este segundo trimestre del 2020 y tal como se anuncia en su comunicado oficial, alrededor de 4 mil millones serán destinados a gastos relaciones con el COVID-19, mejoras salariales y cientos de millones en sus propias capacidades de prueba.

Si, pues ante una demanda astronómica el gigante de Seattle necesita desarrollar protocolos aún más masivos para responder al pico histórico de 10 millones de visitas que cruzó su nube de tecnología por primera vez.

Demasiada demanda, una característica del e-commerce que en momentos de COVID-19 los minoristas de los grandes centros comerciales deben estar mirando de reojo. Aún se desconoce hasta dónde llegará el alcance del brazo invisible de Amazon este año, pues de su nube ya dependen los programas de prevención de salud y la protección a los cheques de pago de los minoristas.

Algunas acusaciones de monopolio no se han hecho esperar frente a la cifra superior al 50% que suponen sus vendedores externos, sin embargo en palabras textuales de Bezos en su comunicado, “Si usted es un accionista de Amazon, es posible que desee tomar asiento, porque no estamos pensando en pequeño”.

Y al parecer los ojos del mundo financiero también estarán observado minuciosamente cuál será el siguiente paso de Bezos quien ahora se convierte en la referencia del porvenir económico de las empresas, con centros comerciales cerrados y las tiendas de abarrotes a tope, parece que todos debemos sentarnos aprender y disfrutar del show.

Ver También Crisis por Coronavirus altera los dividendos en las principales empresas de los Estados Unidos.

2 COMENTARIOS

Comments are closed.