¿Cruceros sobrevivirán al COVID19?

0
13593
Cruceros sobrevivirán al COVID19
Costa Concordia cruise ship runs aground, Giglio, Italy.Costa Concordia cruise ship runs aground, Giglio, Italy - 14 Jan 2012. (Rex Features via AP Images)

Royal Caribbean, Carnival, Norwegian Cruise, los tres grandes del mar hace unos meses, antes que la crisis del COVID19 llegara para confinarnos a todos en casa y convertir el placer de viajar en un riesgo mortal, nos llevan a preguntarnos si estos gigantes de la industria de los cruceros sobrevivirán al COVID19.


Las acciones se están hundiendo hasta un 13.6% en el caso de Carnival, las de Royal Caribbean hasta un 12,1% y las de Norwegian Cruise Line en un 16,5%. Aunque iniciaron la semana pasada en alza, parece que el ánimo del mercado perece con el pasar de los días.


Las aguas se ven turbias en medio de la pandemia para estas grandes corporaciones del turismo marítimo, el kit de supervivencia que están usando en este lapso de naufragio llamado COVID19 está compuesto de refinanciamientos, venta de acciones, reducciones de personal y recortes.


La Miami sin cruceros
La capital mundial de los cruceros se ha visto desolada, se han perdido en el pasar de los días las imágenes mentales de los grandes cruceros atracando en el puerto, y aunque el gobernador Ron DeSantis ya anunció el inicio de la primera fase para la reapertura de Florida, en este paso a paso no figuran los cruceros. (ver más)


Es notable que en la ciudad se acomodó una gran infraestructura turística relacionada con las corporaciones y rutas de cruceros, los restaurantes serán los primeros en ver la luz al final del tunel, ya que podrán atender a sus clientes en el interior del establecimiento a un 25% de su capacidad.


Los restaurantes al aire libre tendrán que respetar 6 pies de distancia entre las mesas y los grupos de 10 o más personas no deben sentarse. El protocolo también supone mantener cerradas las barras de los bares.
Mientras en tierra se prepara las logística de todo lo que gira en torno al mercado turístico, en alta mar permanecen las esperanzas de la industria de los cruceros.


Royal Caribbean sin timón


Demos marcha atrás tan solo un par de meses y evaluemos el desempeño de esta rentable empresa que cerró una campaña exitosa en febrero con ganancias de $8.5 por acción, y además proyectó que estas ganancias llegarían a $10.70 en 2020, por supuesto sin valorar el riesgo de recesión que podría venir de la mano con la pandemia.


A este fallo en su proyección de valores por acción, se suma el fallo de su suspensión de operaciones que tiene como fecha límite hasta el 11 de junio, un efímero deseo, ya que el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades suspendió todas las actividades de cruceros en los puertos de EEUU hasta el 24 de Julio.


Royal Caribbean ha recurrido al despido de trabajadores en masa y en un comunicado informó que ingresó a “una línea de crédito por $2.2 mil millones”, el cual puede ser reconsiderado y extendido de ser necesario.


Un punto a favor es que la empresa afirmó poseer el dinero para adquirir todos los barcos previamente pedidos para el 2020, esto indica que quizás la situación no se les ha salido del todo de las manos.


“Continuamos tomando acciones decisivas, para proteger las posiciones financieras y la liquidez de la compañía”, fueron las palabras de la voz principal de sus finanzas. Jason T. Liberty a través del mencionado comunicado de prensa.


Norwegian Cruise no sabe si sobrevivirá al COVID19
Si bien se conoce que es la más pequeña de estos tres gigantes de los océanos, un panorama de darlo todo por el todo está a la vista del público financiero, ya que a través de un comunicado informó la recepción de un fondo de inversión por $400 millones en NCL Corporation, una de sus subsidiarias.


Este placebo llega en un contexto difícil, no solo para esta industria, sino además para esta corporación, que admitió estar preparándose para iniciar procesos de reembolso en efectivo a sus clientes, ya que la mitad de estos así lo solicitan.


Norwegian Cruise además también aceptó que tienen “dudas sustanciales” sobre mantenerse firme operativamente en el mercado, ya que si no logra renegociar los acuerdos con sus prestamistas podría verse en riesgo de quiebra.


Carnival listo para zarpar
El paso a paso de Carnival por otra parte ha sido bastante interesante de observar, pues los titulares de la industria abrieron con una venta del 8,2% a Arabia Saudita, (ver más) y con esta inversión del Fondo Soberano de Arabia Saudita las acciones de la compañía subieron en un 23%.


Aunque es una venta llena de controversias por la figura que preside este fondo, el príncipe heredero saudita Mohammed bin Salman, acusado de asesinato por la CIA en el caso del periodista Jamal Khashoggi, suceso ocurrido el pasado octubre de 2018.


Para cerrar con broche de oro esta jugada que deja moralmente mucho que desear, pero financieramente mucho que aprender, Carnival anunció el inicio de operaciones nuevamente el 1ero de agosto con una flota en los Estados Unidos.


Esto se puede ver como un golpe directo al hígado de su competencia o bien como una jugada adelantada, aún cuando persiste el miedo de los viajeros a salir en congregaciones masivas, pues el público está siguiendo el curso errático y mediático de sus pasajeros que aún no logran desembarcar en puerto seguro, al igual que este mercado.

Ver: J. Crew en bancarrota mientras un e-commerce gobierna al mundo en pandemia