Cae la compra de propiedades por parte de extranjeros en Estados Unidos

0
1511
Cae la compra de propiedades por parte de extranjeros en Estados Unidos

Cae la compra de propiedades por parte de extranjeros en Estados Unidos. Y es que los compradores residentes en el extranjero y los inmigrantes adquirieron menos propiedades. Esto en el período de 12 meses que finalizó en marzo de 2018. La disminución es aproximadamente de un 21%, según un informe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios.


Lee también → Venezolanos han incrementado el mercado inmobiliario de España


Cae la compra de propiedades por parte de extranjeros en Estados Unidos

Los compradores extranjeros y los nuevos inmigrantes son los que tienden a gastar más dinero en bienes raíces. Esto incluso sobre los propios estadounidenses. Sin embargo, este tipo de inversión ha bajado en una medida de $292,400 en comparación con el mismo periodo anterior.

Esta desaceleración es, sobre todo, de compradores de Canadá, México y el Reino Unido. Según Gay Cororaton , un economista de investigación de NAR:

Los compradores chinos y los compradores indios son los que han podido pagar los precios más altos. También los sudamericanos.

Compradores chinos y sudamericanos tienden a buscar condominios de gran altura recién construidos con comodidades de lujo. Por ejemplo en Manhattan por $1.5 millones a $2 millones. Estos compradores desean hogares para que sus hijos vivan mientras asisten a universidades estadounidenses, o propiedades de inversión para alquilar.

Estos clientes extranjeros casi siempre pagan en efectivo. A nivel nacional, alrededor del 47% de las ventas a compradores internacionales e inmigrantes son ventas en efectivo, según el informe de NAR, en comparación con solo el 21% en general.

Los principales destinos son Florida, donde se realizó el 19% de dichas compras. California, en 14%. Texas, un 9%; y Arizona y Nueva York, 5% cada uno.

No obstante, cae la compra de propiedades por parte de extranjeros en Estados Unidos. Incluso en Florida se ha podido notar un descenso del 15% al ​​20% en el número de extranjeros y de inmigrantes recién llegados que compran propiedades.