Aumento de préstamos subprime causa preocupación

0
1513

El aumento de préstamos subprime causa preocupación. Sí, este tipo de conducta está escalando otra vez en lo Estados Unidos. Todo esto a pesar de que hace poco el mundo financiero juró colectivamente no volver a prestar dinero a personas que se consideraran poco fiables para devolverlo. Sobre todo a raíz de que no hace mucho este tipo de préstamos casi derriba la economía mundial.

Las principales formas de subprime que se están generando son en préstamos para automóviles y para pequeñas empresas.

Opiniones a favor y en contra

Muchos observadores declaran malos augurios sobre esto, mientras que otros piden que se sigan generando. Los defensores del consumidor quieren que más personas tengan acceso a este tipo de préstamos.

El repunte de las hipotecas subprime ha sido más elevado en lo referente al préstamo de automóviles. No obstante, aún permanece por debajo del pico que generó la pasada crisis. Es por ello que los prestamistas han suavizado los plazos. Le están permitiendo a los consumidores hasta 7 años para devolverlos.

Los mayores prestamistas automotrices han tenido que reservar más dinero para cubrir los préstamos en mora, ya que los bancos han advertido que el mercado para este tipo de finanzas se está sobrecalentando. Los prestamistas en línea, después de años de otorgar préstamos a pequeñas empresas que tenían tasas de interés anuales del 100% o más, ahora están siendo mucho más cuidadosos.

El ejecutivo de JPMorgan Chase & Co., Jamie Dimon, dice que el aumento masivo en la regulación de préstamos hipotecarios ha significado que muchas personas que compran casa por primera vez sean excluidas del mercado.

Como vemos, el aumento de préstamos subprime causa preocupación dado los múltiples factores que están en riesgo.

El aumento de préstamos subprime causa preocupación11

Un poco de historia

La palabra subprime entró al léxico popular a partir de 1990. En ese momento el término se refería a puntajes de crédito por debajo de los niveles que calificaban para préstamos principales o convencionales. Las definiciones variaron: el límite a veces se estableció en 620 y, a veces en 650, aproximadamente igual al 10 por ciento inferior. Luego, cuando el mercado inmobiliario de Estados Unidos se calentó hace una década, subprime despegó.

La crisis financiera empañó la idea de que este tipo de préstamo a gran escala es un bien social que podría promover el que cada estadounidense pueda ser dueño de una vivienda. Se debe entonces equilibrar el impulso de otorgar más préstamos con el afán de frenar los riesgos de otro colapso.

El aumento de préstamos subprime causa preocupación. Es así que algunos defensores piden a los bancos que flexibilicen las normas de suscripción. Y que sea así siempre y cuando se pueda hacer sin imponer tasas de interés ni condiciones punitivas excesivas. Mientras tanto, los prestamistas en línea o de día de pago han entrado en un vacío. Están menos regulados y son más propensos a aprovechar a los prestatarios.

Después de la recesión, el aumento de los préstamos ayudó a la economía. Contribuyó a un repunte en las ventas de automóviles. Pero el aumento de las tasas de morosidad hace que algunos inversores se pregunten si esto traerá buenos o malos resultados.